La Huelga y la Democracia

 

 

 

Cuando estamos pequeños lloramos, y ese gesto natural significa una huelga, y cuando nuestras madres sienten nos amamantan, en ese momento se acaba la huelga que todos hemos levantado en nuestra época de lactantes. Pues bien, cito este ejemplo tan significativo para aclarar que las huelgas se dan por el quebrantamiento de derechos. Son pacíficas y se dan para restablecer la legalidad violentada. Cuando se vulnera un derecho laboral, los trabajadores apelamos a la huelga.

 

Las conquistas políticas más importantes de los trabajadores del mundo son, el salario, la huelga y el sindicato, los tres se relacionan entre sí. Es decir, el sindicato es el que organiza, la huelga se da si el trabajador no tiene un salario digno y no se cumplen los acuerdos.

 

En Venezuela se han protagonizado muchas huelgas que han cambiado el curso de la historia, siendo las más importantes y las que han tenido mayor repercusión a nivel social, político y económico, la huelga petrolera de 1936, la cual se da por violaciones a los derechos de diez mil  trabajadores petroleros para ese entonces, porque en ese momento no habían condiciones ni ambientales, ni laborales, para que tuvieran mínimas instalaciones apropiadas para realizar su trabajo, como son baño, agua potable, seguridad industrial, y por los bajos salarios comparados con los de los trabajadores extranjeros que estaban por un 30% por debajo de los mismos.

 

En 21 de noviembre de 1957, hubo una huelga de estudiantes y se sumaron otros sectores del país incluyendo el pueblo, para combatir la dictadura de Marco Pérez Jiménez. Posteriormente, el 21 de enero de 1958, la prensa llama a una huelga general, se suma la el pueblo y otros sectores. Allí hubo un pronunciamiento al día siguiente por parte de la Fuerza Armada Nacional, y así cayó esa dictadura. No obstante, queremos resaltar que esas huelgas produjeron un cambio político muy importante.

 

De la huelga de 1936, surge la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), otros sindicatos, 10 años después se logra la primera convención colectiva petrolera y hubo grandes logros para el sector laboral;  el surgimiento de organizaciones políticas como Acción Democrática, COPEI, y otros partidos que previamente existían pero bajo otros nombres, la fuerza sindical fue muy importante en la fundación de estas toldas que aún permanecen vigentes en el espectro político venezolano.

 

La huelga petrolera del año 2002, motivó la salida por unos días del gobierno de Hugo Chávez. Se impuso en PDVSA la eliminación de la meritocracia, de la carrera de la industria, de las convenciones colectivas y otras violaciones, y ahora vemos como el tiempo nos ha dado la razón al denunciar el desastre que previmos en la industria petrolera nacional.

 

Actualmente en Venezuela tenemos las condiciones objetivas para que se produzca una huelga laboral, y a la misma se sumen todos los sectores del país y se transforme en una huelga general. Eliminación de los contratos colectivos, violación a los derechos humanos, violación a la participación política,  el no derecho a la elección sino a la imposición,  poderes están totalmente vinculados al poder Ejecutivo, las fuerzas armadas entregadas, militares ocupando cargos de gobierno, donde según el artículo 328 de la Constitución Nacional, deberían estar desempeñando sus funciones castrenses, y además de eso, las condiciones de hambre, miseria, de corrupción, de saqueo, de sometimiento por otros países como Cuba, China, Rusia, Turquía, Irán, todo eso conlleva a que existan las condiciones objetivas.

 

Ahora bien, nos preguntamos ¿Por qué en la sociedad venezolana no se ha concretado una acción tan importante como una huelga?. He aquí la respuesta, existen intereses y criterios personales, partidistas y del gobierno, que  ejercen sobre la gente a través de la impresión del miedo y la intimidación.  A los trabajadores se les dice que no hay que politizar las luchas y que no deben luchar para sacar a la tiranía, sino que tienen que luchar para la reivindicación del salario. Pues yo les digo, si el problema en Venezuela si fuera un salario, el 1 de septiembre cuando se decretó un aumento de 6 mil %, de 3 millones se pasó a 180 millones de bolívares (1800 “Soberanos”), el problema se hubiese resuelto inmediatamente, pero peor fue el remedio que la enfermedad, porque a la semana el salario se había esfumado. Por eso ratificamos que el problema en Venezuela no es de salario ni de contrataciones colectivas, el problema en Venezuela es de falta de democracia.

 

Bajo estas condiciones ha sido un momento ejemplar para consultar a las bases y apartar a esta dirigencia que no permite que las acciones naturales de los trabajadores, como son las huelgas, los paros y las movilizaciones, no se hagan. En este sentido es bueno mencionar por ejemplo como en el estado Sucre, donde se han realizado varios referéndums, teniendo como resultado el 96% a favor de realizar una huelga general.

 

Venimos diciéndole al país en todos y cada uno de los estados que visitamos, que hay que hacer la política de los trabajadores, no hacer política con los trabajadores, también le decimos a la dirigencia política que hay que hacer la política de la gente, no hacer política con la gente. Pues bien, qué queremos decir con esto, que hay que escuchar lo que quiere el pueblo y los trabajadores, y qué es lo que quieren, y es democracia. Queremos que el trabajador vaya a un supermercado y llene el carrito de comida, que un trabajador le compre los útiles escolares y los uniformes a sus hijos, que haya seguridad, distracción, calidad de vida. La democracia se traduce y garantiza un salario digno, libertad, bienestar, productividad. Los venezolanos están reclamando unidad nacional y que de una vez por todas salgamos a rescatar la democracia, y eso se va a lograr con una huelga de todo el pueblo venezolano para restituir sus derechos violentados, su libertad y la justicia, pero la voluntad del pueblo es imprescindible para lograr esta reconquista de nuestra democracia.

 

Iván Freites

Secretario General del Sindicato

De Trabajadores Petroleros del estado Facón

@ivanrfreites