La AN y el Parlamento Amazónico derogan Arco Minero del Orinoco

 

Proyecto de la Ley Orgánica de Creación y Protección de la Megareserva nacional de Agua, Dulce, Biodiversidad y del Potencial Hidroléctrico del Sur del Orinoco y la Amazonia Venezolana”.

 

Es una ley con un nombre bien largo, pero cuyo contenido es excepcional y permitirá proteger el patrimonio ecológico, económico y energético de Venezuela que está representado en los parques nacionales, reservas forestales, monumentos nacionales y otras áreas protegidas que se encuentran principalmente al sur del Orinoco y del Amazonas. También tiene como propósito velar a perpetuidad por la megareserva nacional de agua dulce y limpia que todavía existe en la zona de Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro, integrada como un conjunto amazónico que forma parte de la gran cuenca amazónica constituida por los territorios de Brasil, Perú, Ecuador, Bolívia, Colombia, Surinam, Guyana y Venezuela.

 

Este proyecto además desarrolla los principios y normas constitucionales en materia de ambiente y de pueblos indígenas, bajo el criterio de la economía sustentable (justicia, economía, sociedad y ambiente), para las futuras generaciones.

 

Asimismo, el proyecto pretende defender y rescatar los logros y las luchas históricas del pueblo venezolano, así como una iniciativa para el desarrollo del turismo ecológico, la demarcación sustentable de las tierras de los pueblos indígenas pero con responsabilidad ambiental.

 

Igualmente, está el contenido de la derogación de los decretos creados por el fallecido presidente Hugo Chávez referidos a las compañías de militares, así como del decreto 2.248 del 24 de febrero de 2016 firmado por Nicolás Maduro del mal llamado Arco Minero del Orinoco, que es una suerte de maldición que destruye a la sociedad y al ambiente.

 

 

TIPs Parlamazónicos

El “socialismo del siglo XXI” explota el coltán, oro, diamante, bauxita y otros minerales mediante el uso de mercurio y cianuro que contaminan los ríos y destruyen de forma irreversible la naturaleza, la flora, la fauna, la biodiversidad, el agua, así como nuestra riqueza ecológica.

 

En la Amazonia tenemos el 20% del reservorio de agua dulce del mundo.

 

“Los pueblos indígenas han sido estafados por este régimen, las revindicaciones son de papel”, afirma el cacique y diputado, Romel Guzamana.

 

El régimen pretende sustituir el rentismo petrolero por el rentismo del oro y diamantes, todo de forma ilegal avalado por una ANC espúrea.

 

No existe la “minería ecológica”.

 

Los responsables de estos crímenes de lesa humanidad serán denunciados ante la Corte Penal Internacional por la depredación de la Amazonia, el mayor ecocidio de la humanidad que se comete en el único pulmón vegetal del planeta.