Lester Toledo: Decisión de ACNUR es el reconocimiento a la gravísima crisis que azota a los venezolanos

 

(12.03.18).- La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR)  decidió conceder a los migrantes venezolanos la cualidad de refugiados ante los países de la región y del mundo, se trata de la primera vez en la historia de Venezuela que a sus ciudadanos se les da tal denominación, al respecto, el diputado venezolano Lester Toledo, señaló: “Al otorgar la calificación de refugiados al éxodo venezolano, la ACNUR está reconociendo la  gravísima crisis y los riesgos que significan vivir en Venezuela para sus propios ciudadanos”.

 

De acuerdo a los estándares internacionales, aclaró Toledo, se reconoce como refugiado a aquel ciudadano que debido a fundados temores de ser perseguido por motivos de raza, religión, pertenencia a un grupo social o político, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de estos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país.

 

En una nota de orientación sobre el flujo de venezolanos difundida por el organismo internacional se señala que la preocupación por los venezolanos fuera de su país de origen se deriva del mandato de ACNUR, e insta a los Estados receptores y a los que ya acogen a los venezolanos para que les permitan el acceso a su territorio y a que continúen adoptando respuestas de protección basadas en las buenas prácticas existentes en la región.

 

El diputado Toledo, quien se encuentra fuera del país en condición de exilio forzoso, detalló las garantías mínimas que cada Estado receptor deberá brindarle a los venezolanos, que en su búsqueda desesperada de un futuro y bienestar para su familia, se vieron en la obligación de huir de su país.

 

“Es importante que cada venezolano sepa que al recibir esta condición de refugiado, las naciones receptoras deberán garantizar a cada migrante la legalidad, es decir que deberán entregar al ciudadano un documento oficial reconocido por todas las autoridades gubernamentales; en segundo lugar, ni la entrada o presencia ilegal ni la falta de documentos de identidad serían vistos como una razón para denegar el acceso a esta protección; en tercer punto, de forma igualitaria deberán tener acceso a atención médica, a la educación, a la reunificación familiar, a circular libremente por el territorio, a recibir albergue y a trabajar”.

 

Una de las garantías de protección más importantes que concede ACNUR a los venezolanos con esta decisión, informa el diputado Toledo, es la de no retorno, es  decir que estos no podrán ser  deportados, expulsados o forzados a retornar a Venezuela, de acuerdo con el derecho internacional de los refugiados y el derecho a los derechos humanos.

 

“Cuando ACNUR determina que las circunstancias que están llevando a los venezolanos a salir de su patria ameritan protección internacional, es un claro indicativo de que el organismo internacional está sumamente preocupado por lo que está pasando con nuestros hermanos, amén de los episodios de odio que se están generando en algunos países, por lo que también expresamos el agradecimiento por ese llamado que hace a todas las naciones a que tomen las medidas necesarias para combatir el racismo, la discriminación y la xenofobia que están poniendo en riesgo la integridad de nuestros ciudadanos”.