Voluntad Popular en su 8vo. aniversario: ninguna acción del régimen detendrá nuestra voluntad de rescatar a Venezuela

 

Hace 8 años, el 5 de diciembre de 2009, miles de venezolanos de origen y accionar plural y diverso, pero con el ideal común de construir La Mejor Venezuela en donde todos los derechos sean para todos los venezolanos, y no para una cúpula corrupta; decidimos fundar Voluntad Popular. Aunque teníamos claro que el foco de nuestro accionar debía ser la salida constitucional del régimen, nunca imaginamos lo que implicaría para quienes vestimos con orgullo una camisa naranja.

 

Con Leopoldo López liderando la suma de voluntades y la firme convicción de que Sí se puede tener esa Mejor Venezuela, llegamos a cada rincón de nuestro país con el firme ideal de consolidar un movimiento social y político donde millones de venezolanos alzáramos nuestra voz y nuestra conciencia contra un gobierno obsesionado con impulsar un modelo social y económico corrupto y fracasado, que pronto degeneró en una dictadura, destruyó nuestra producción nacional (incluso algo impensable como acabar con PDVSA), saqueó todos los recursos del pueblo venezolano y nos hundió en una emergencia humanitaria sin precedentes en Venezuela, donde hoy nuestros hermanos comen de la basura, no hay medicinas ni alimentos, y la inseguridad propiciada desde el régimen acaba con nuestros jóvenes y el futuro de nuestra Venezuela.

 

Plantear una Salida constitucional al desastre impuesto por Hugo Chávez y agudizado por Nicolás Maduro, impulsar y liderizar la protesta legítima y constitucional de calle, luchar por elecciones libres, limpias, transparentes y democráticas; exigir la apertura de un canal humanitario que permita aliviar las penurias que sufre nuestro pueblo, pedir una y otra vez la libertad de los presos políticos y concienciar a la comunidad internacional sobre los desmanes de una dictadura represora y violadora de derechos humanos desató contra Voluntad Popular, nuestros dirigentes y activistas una encarnizada persecución política donde hoy la mitad de nuestra dirección nacional está presa o en exilio forzado, especialmente nuestros 4 coordinadores nacionales y políticos.

 

Hoy más de 540 de nuestros militantes están injusta y arbitrariamente encarcelados como Leopoldo López, Daniel Ceballos, el diputado Gilber Caro y otros valientes líderes; forzosamente exiliados como Carlos Vecchio, David Smolansky, Antonio Rivero y Lester Toledo, entre otros; cientos de activistas perseguidos y procesados ilegalmente como el vicepresidente de la Asamblea Nacional, diputado Freddy Guevara, quien hoy permanece resguardado en calidad de huésped en la embajada de Chile en Caracas; alcaldes inconstitucionalmente destituidos y encarcelados como Lumay Barreto y Luis Daniel Cabezas, e incluso dirigentes asesinados como el joven César “Cesita” Pereira; todos víctimas de las incesantes ollas y acciones criminales del régimen para tratar de silenciar y aplacar a Voluntad Popular, bajo la ilusa creencia de que así se detendrán los deseos de cambio, superación y libertad de todo el pueblo venezolano.

 

Ninguna acción del régimen detendrá nuestra voluntad de rescatar a Venezuela. Quienes militamos en Voluntad Popular asumimos el riesgo, a sabiendas del muy posible destino que enfrentamos, porque somos un partido de convicción, valores y principios profundamente democráticos; para nuestros activistas y dirigencia ser un perseguido de la dictadura de Maduro es claro indicador de que estamos del lado correcto de la historia y nos motiva a seguir en pie de lucha en cada estado, cada pueblo, cada urbanización, barrio y caserío impulsando la salida constitucional y democrática del régimen, a la par de llevar, como hoy lo hacemos con nuestro programa #VoluntadAlRescate, acompañamiento, alivio y ayuda humanitaria a los venezolanos que más lo necesitan, porque el hambre, la miseria y las necesidades de nuestros compatriotas no pueden esperar.

 

Esta prueba la hemos asumido con honor, sacrificio, entrega y humildad, y bien habrá valido la pena si permite, como estamos seguros ocurrirá, conquistar la libertad definitiva de Venezuela, salir de la dictadura y avanzar hacia un país de paz, bienestar y progreso para todos nuestros hermanos venezolanos por igual.

 

A nuestro pueblo valiente y a la Unidad Nacional les decimos no caigamos en la desesperanza que alimenta al régimen y preparémonos ya para la siguiente etapa de la lucha por la libertad definitiva de nuestra patria: Elecciones presidenciales en 2018. Debemos conquistar urgentemente condiciones electorales competitivas, elegir pronto un candidato único, recomponer, renovar y ampliar la Unidad y organizarnos con convicción y cohesión para rescatar y defender la democracia.

 

Venezuela, no olvidemos las palabras de Leopoldo López: “el que se cansa pierde. No te canses que yo tampoco lo haré”. ¡En Voluntad Popular nadie se rinde!, estamos contigo, orgullosos de cumplir 8 años enfrentando a la dictadura por construir La Mejor Venezuela. ¡Fuerza y Fe!

 

En Caracas, a los cinco (5) días del mes de diciembre de 2017.

 

Voluntad Popular